«Un cambio de mentalidad significa que se puede prescindir del autoexamen mensual de senos, pero es fundamental que no se omita realizar la revisión profesional e imágenes diagnósticas regulares,» aconsejan los expertos en salud.

Una revisión periódica ante el espejo puede ser útil, sugieren los expertos en salud de los senos del sistema de salud Cedars-Sinai, en California.

«A partir de los 40 años, las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama deben confiar en sus mamografías anuales, más los exámenes clínicos de un proveedor primario de atención de la salud, ginecólogo o especialista de los senos», planteó la Dra. Mary El-Masry, oncóloga médica de Cedars-Sinai Tower Hematology Oncology en Beverly Hills, California«Pero es bueno que, a partir de los 18 años, las mujeres se familiaricen con el aspecto de sus senos y se sensibilicen a cualquier cambio», indicó.

Aunque los autoexámenes de senos se han convertido en parte del régimen de salud de las mujeres, no siempre son necesarios, según manifiestan los expertos de Cedars-Sinai.

“Las mujeres que tienen un riesgo más alto deben revisar sus senos visualmente cada mes, y someterse a imágenes del seno una vez al año a partir de los 30 años, o a veces antes”, comentó la enfermera especializada Sylvia Estrada, del Centro del Seno Brandman de West Hollywood, California.

Estrada apuntó que la detección temprana hace que sea más fácil tratar el cáncer de mama de forma exitosa. «Mírate en el espejo con regularidad, y reconocé qué es normal y qué no», aconsejó. «Reportá con rapidez cualquier cambio a tu proveedor de atención de la salud», declaró.

Los cambios a los que las mujeres deben estar atentas incluyen que un seno parezca más grande que el otro, que haya descarga del pezón, un sarpullido, hinchazón, hoyuelos o arrugas en la piel ni bultos en la piel.

“Las mujeres con un riesgo más alto de cáncer quizá opten por someterse a exámenes clínicos del seno entre sus mamografías, ultrasonidos o IRM anuales”, planteó El-Masry.

Entre los factores que ponen a una mujer en un riesgo más alto se incluyen los antecedentes familiares de cáncer de mama, una biopsia anterior con un resultado positivo, o mutaciones genéticas como la BRCA1 y la BRCA2.

Otros factores que aumentan el riesgo de cáncer de mama incluyen el uso de la terapia de reemplazo hormonal, tener sobrepeso o ser obesa, la falta de ejercicio y tomar más de una bebida alcohólica al día, según muestra la investigación.

«Ser consciente de las elecciones de estilo de vida, y si no son sanas, es importante que se realicen las pruebas de detección del cáncer de mama al menos una vez al año», planteó Estrada en un comunicado de prensa de Cedars-Sinai.

Además, sugirió que las personas deben consultar a un nutricionista, inscribirse en clases de ejercicio y consultar a un consejero genético, que puede ayudar a determinar el riesgo de cáncer de mama.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS) estima que este año, en Estados Unidos se diagnosticaron 281.500 casos nuevos de cáncer de mama invasivo. La mujer promedio tiene una probabilidad en ocho de desarrollar un cáncer de mama a lo largo de su vida.

Tradicionalmente, a las mujeres se les aconsejó que examinen sus senos de forma regular. Pero en 2009, y una vez más en 2016, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos dijo que no se debía requerir que los médicos enseñaran a las mujeres a realizarse los exámenes. La ACS llegó a la misma conclusión en 2003, después de realizarse grandes investigaciones al respecto, no se encontraran ningún beneficio en los autoexámenes, además del potencial de biopsias innecesarias. La ACS también advirtió que un autoexamen sin novedades podría conducir a algunas mujeres a prescindir de su mamografía anual.

Esto no significa que las mujeres puedan realizarse autoexámenes de manera regular, si se sienten cómodas de hacerlo. Y para ello, Estrada sugirió aprender la técnica de un profesional.

«Independientemente de lo que elija la mujer respecto a los autoexámenes,debe ir a su proveedor de atención de la salud y recibir todas las pruebas de salud cerca de su cumpleaños cada año», añadió Estrada. «Es el mejor regalo que pueden hacerse», concluyó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Abrir chat
¿Querés más información?